A tan sólo 4 kilómetros del casco urbano de Telde y a unos 19 kilómetros al sur de la capital de la Isla de Gran Canaria se localiza la Montaña de Cuatro Puertas, antiguo cono volcánico de 300 metros sobre el nivel del mar que acoge a un importante conjunto arqueológico del mundo aborigen gran canario.

 

 

El yacimiento se halla en la localidad de Telde y a él se puede llegar fácilmente a través del camino insular que va de Telde a Ingenio y Agüimes y desde la autopista GC-1, desviándonos en dirección a El Goro, poco antes de llegar a las instalaciones del Aeropuerto Internacional de Gran Canaria. Recientemente, el Cabildo Insular ha instalado paneles informativos que ayudan a los visitantes a descifrar las características de Cuatro Puertas.

 

 

 

Monumento histórico-artístico desde 1972, Cuatro Puertas debe su nombre a la amplia gruta, con cuatro huecos a modo de puertas, honrada por los aborígenes en la cara norte de la montaña. En la cima del montículo tobáceo se puede apreciar una estructura aterrazada que ofrece en su piso una zanja de forma circular de 30 centímetros de profundidad, con una cazoleta y un pequeño canal en su parte central y enigmáticos signos grabados en una de las paredes que rodean la plazoleta. El significado de esta estructura continúa siendo un misterio para los investigadores, aunque algunos autores han querido ver en ella un almogarén o lugar donde los primitivos habitantes de la isla practicaban ofrendas y libaciones de signo religioso. La cara sur de la montaña está ocupada por las Cuevas de los Pilares, un poblado fortificado de viviendas excavadas en el material volcánico, que también se puede visitar y desde el cual se puede contemplar una amplia panorámica de las tierras del sureste de la isla.

 

Página principal